jueves, 24 de septiembre de 2015

"Todo lo que no seamos nosotros"

Cuándo quieres a alguien irracionalmente te duele el dolor de su pasado.
Querrías cambiar tantas cosas para esa persona que te frustra no haber estado mucho antes a su lado.
Cuándo quieres a alguien lo  apoya y confías en el, en sus palabras, en su mirada, da igual cuantas persona no crean en él, tu siempre le brindarás en el fondo de tu corazón la esperanza de desmostar que todos se equivocan.
Cuándo quieres a alguien te aferras a 1% y te olvidas del 99% que te indica que algo puede salir mal.
Cuándo quieres a alguien  mil cosas te harán irte pero buscarás una sola para quedarte, por estúpida o minúscula que sea.
Cuándo quieres a alguien no te avergüenza nada de esta persona, todos son valores, todos son rasgos, todo es moldeable y adaptable, nada es una piedra, todo es superable.
Cuándo quieres a alguien quieres abrazarlo todo el tiempo, aunque esté a un centímetro de ti, es lejos y aunque haga solo 1 minuto que se fue tienes derecho a echarle de menos.
Cuándo quiere a alguien te gusta escucharle, aprender de él, cada minuto es un recuerdo, y adoras dejar claro que estás con esa persona, tu y nadie más que tu, por que te ha elegido a ti.
Cuándo quieres a alguien  como te quiero yo a ti, te ocurren estás y mil cosas más por dentro.
A mi me da igual lo maduro que no seas o que si seas, me da igual lo que te cueste o no te cueste hacer algunas cosas, me da igual lo que crea la gente y me da igual  el tu del pasado, ahora yo estoy contigo, y te quiero, mucho, y creo en tus palabras, en tus miradas, en ti.
Por eso me da igual todo lo demás, todo lo que no sea como me dices que me quieres, como me abrazas , como me miras, como te despides, como me saludas, como me picas, como planeas cosas en un futuro conmigo... todo lo que no seamos nosotros, me sobra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario